lunes, 7 de mayo de 2012

9º capítulo

Cuando acabo de contarme como se salvo de una expulsión, le pregunte como se lo tomaron sus padres. El puso mala cara y dijo:
- Ellos no me han dejado explicárselo y...
- ¿Y que?- dije ansiosa de saber que había pasado
- Mi padre me... me - susurraba
Me imaginaba lo peor ¿le habría pegado?
- No hace falta que lo digas.
Me sonríe y yo le beso. Se hace un silencio sepulcral, hasta que Miguel comenta:
- Bueno ¿quieres que me vaya? Ya es un poco tarde.
Yo no quería que se fuera, que se fuera con sus padres, no ha podido decirme lo que ha pasado.
- No, quédate
Sonreímos y me aparta el pelo de la cara, típico movimiento de película, y acerca sus labios a los míos. Después me coge por la cintura y baja sus manos hasta llegar a mi pantalón.
- No... no estoy preparada
Rápidamente quita la mano y me susurra
- Esta bien, tranquila, lo siento.
Se tumba a mi lado y me observa. No estaba preparada para dar ese gran paso, ¿sera virgen Miguel? No, el seguro que no lo es, él es un ligon. Cierro los ojos y pienso en otras cosas hasta que me quedo dormida. 

Escucho a mi  madre gritar que ya estaba el desayuno, me despierto y me levanto de un salto. Observo como mi..¿mi novio? bueno sea lo que sea estaba durmiendo:
- Miguel, Miguel- le susurro
- ¿Qué?- me dice muy alto
No, no. Mi madre va a venir, sabe que Adrián esta en casa de un amigo y papa se ha ido a comprar, quedan pocos segundos antes de que mi madre llegue preguntando de quien es esa voz. Cojo a Miguel y le meto debajo de la manta, yo me meto dentro y me hago la dormida. Mi madre entra en mi cuarto y me dice que me levante que ya estaba el desayuno. Bien ha colado, no ha sospechado. Yo me rió lo más bajo que puedo y destapo a Miguel, le doy un beso y él se va por la ventana y yo me dispongo a desayunar.

Pasan las horas y he hecho deberes, he estudiado, he ordenado mi cuarto y me he conectado a tuenti. De repente recibí un mensaje de Berta en el que me cuenta que se ha organizado una fiesta en el insti y hay que ir vestidos de PROM, es decir vestidos de fiesta de fin de curso americana. Ja ja me gustaba el tema, pero ¿de donde voy a sacar el vestido? ¿le apetecería a Miguel ir conmigo?  Recibo una llamada en mi móvil:
- ¿Si?
- Hola Ana ¿te gustaría ir al baile conmigo?
Oh era Miguel, que mono, no ha tardado ni un minuto y ya me ha invitado al baile.
- Encantada-le contesto
Quiero que me diga algo horrible que no le pueda perdonar, que corte con esta relación, que deje de ser tan bueno conmigo, porque me veo dentro de unas semanas perdidamente enamorada de él. Así acaba el noveno capítulo de Despierta.




No hay comentarios:

Publicar un comentario