jueves, 24 de mayo de 2012

14º Capítulo

Llegué a mi casa y pasé un rato con mi hermano y seguí estudiando. Más tarde recibí un mensaje al que no podía resistirme.
"Hola, guapa ¿Quieres venir a mi casa?

                                -Miguel"
Conteste su mensaje diciendo que iba. Me puse una camiseta rosa y unos vaqueros, después me despedí de mi hermano y le puse la televisión. El tramo era corto, porque Miguel vive bastante cerca, pero fui en bicicleta. El me estaba esperando en su jardín, nos dimos un beso corto pero bonito. Entramos en su casa y salimos al jardín trasero para disfrutar del sol. Puso música y nos pusimos a hablar y bailar. Empezó a sonar "Payphone" de Maroon 5.
Si, esta me encanta- digo emociona
Me pongo a bailar cerca suyo y empiezo a cantar la canción en alto. Los dos sonreimos.
- Creo que te va a gustar esta canción
Quita la canción, que decepción me encanta, y empieza a sonar una canción que ya había escuchado antes.
- Como no pudimos acabar nuestra canción, ¿no crees que podemos hacerlo ahora?- dice Miguel
- Miguel no te  merezco-digo. Se que suena muy mal, pero es que es exactamente como me siento.
Para la canción.
¿Cómo que no me mereces?
Si, eres perfecto, eres guapísimo, eres muy listo, eres amable, sabes como hacerme sonreír. Me sorprendes cada segundo, con todos los comentarios agradables que dices y todas las cosas bonitas que haces por mi. Y ¿yo que  hago por ti?
- Que estes conmigo, es todo lo que necesito. Porque eres una persona enormemente buena, majísima, guapísima y  me encanta tu sentido del humor.
Eso, es el tipo de cosas a las que me refiero. Eso me hace caer perdida a sus pies. Pongo la canción, pongo mis brazos sobre sus hombros y bailo lentamente. Por fin podemos acabar la canción fue un momento muy romántico.

De repente suena un ruido, nos giramos y ambos sabemos lo que es. El me susurra-no hagas ruido al caer- No entiendo lo que dice, e intento preguntárselo pero no me dio tiempo, de repente sentí mucho frío y algo que me impedía respirar. No me lo podía creer, me ha tirado a la piscina, estoy empapada. Intento agacharme todo lo que puedo, veo unas gafas con tubo en el fondo de la piscina, las cojo y saco el tubo fuera del agua para poder respirar. Oigo como la puerta se cierra:
-Jajaja- oigo reírse a Miguel
Saco la cabeza indignada. 
-¿Por qué me has tirado al agua?- digo, casi gritando
-Porque era divertido
No hace falta ni que le moje, para que él se quite la camiseta y se tire al agua. Se pone en frente mio y se acerca a mi boca, yo alejo la mía enfada y él me coge por la espalda y me acerca a sus carnosos labios. Es un momento que me gustaría recordar siempre, como todos los besos que nos hemos dado. 

   
Tenía que volver ya a casa que mañana había instituto, así que le di un beso de despedida. 

En el camino a casa pasé al lado de un parqué, solo lo miré un segundo, pero juraría haber visto a Mireia besando a alguien. Frené y me eche hacia atrás, si era ella con Jaime. No puede ser, nuestra historia con chicas parece un drama siempre nos quitamos chicos unas a otras. Así acaba el décimo cuarto capítulo de Despierta.


2 comentarios:

  1. La historia está genial, de verdad :) ¡Me leído 14 capítulos de golpe! Este tipo de novelas se me hacen muy amenas para leer, es como si viese un episodio de Gossip Girl en mi cabeza ;)
    Seguiré leyendo, un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchiiiiisimas gracias, me encanta que te guste tanto ;)

      Eliminar