sábado, 9 de junio de 2012

17º Capítulo

No podía creer lo que oía, ¿Se llevan a Berta? Pero que ha podido hacer ella. Hay algo más importante que eso, ¿Quien ha matado a Corti? Desde luego fue alguien de esa estúpida pelea, ¿Pero quien? Ojalá lo averigüen pronto, y ese asesino acabe en la cárcel. 
- Chicas, me voy a casa que ya es muy tarde- digo
- Vale, Mireia- dice Ana
- Pero ¿podéis avisarme si pasa algo con Berta?- digo dudosa
- Claro- dice Sofia
- No te preocupes- dice Lidia

Me doy la vuelta, salgo por la puerta y empiezo a caminar. Camino hasta un sitio muy familiar, oscuro, humilde y secreto, mi casa. No es una casa, más bien una caravana, nunca les he dicho donde vivo, me da vergüenza que me juzguen y piensen que soy una niña pobre y triste. 

No lo soy, bueno mis padres no tienen trabajo y no podemos llegar a fin de mes, pero yo estoy trabajando. Puede que consiga un poco de dinero.Antes, lo quería para mi, gastarlo en ropa y cosas tontas, pero ahora mi familia lo necesita. Se esta oscureciendo, y en este barrio la noche es un peligro permanente. Por este barrio hay mala gente, hay personas que se aprovechan de las mujeres sin dinero y las hacen cosas horribles. Ellos les prometen dinero a cambio de acostarse con ellas. 
-Hola mama, hola papa- digo
-Hola cariño- me dice mi padre
-¿Mamá, a donde vas?- le digo, porque iba con ropa elegante
- Voy a dar un paseo
- ¿Cómo? A estas horas...-mis pensamientos interrumpen mis palabras
-¡No!- grito
-No vas a ir con ese grupo de gente- le digo, como se le ocurre, quiere ir con esos hombres
Se pone a llorar y se echa a los brazos de mi padre. No podemos seguir así, mi madre quería vender su cuerpo.
-Lo tengo que hacer- dice
Busco algo pringoso, si, encontré un refresco de coca-cola. Lo cojo y se lo tiro encima. Si esta sucia tendrá que ducharse,no creo que esos cerdos de ahí fuera quieran a una mujer sucia. Además, así ganaré tiempo para pensar que hacer. Me siento en el suelo de mi cuarto y apoyo mi espalda a una pared. 
Recibo un mensaje que dice:
"Mireia ¿Puedo ir a tu casa? Quiero verte". Era de Berta ¿Ya ha acabado? Espera ¿Quiere venir a casa? No,no y no. "Se donde vives ¿Por qué lo has ocultado? Oigo mucho ruido ¿Qué pasa?". O no, está ahí fuera cerca del peligro. La llamo rápidamente.
-¿Berta? ¿Berta, donde estas?- digo preocupada
- En tu barrio, veo un montón de caravanas y gente gritando y haciendo ruido
- Vale, ten cuidado, no te acerques a ninguna persona
- Vale,vale-dice extrañada
- Ven a la caravana azul ¿La ves?-pregunto
- No, solo veo una blanca
- Mm, ¿Tiene una linea azul dibujada?
- Si

- Vale estás al lado, sigue andando y encontrarás mi caravana
- Ya la veo- dice alegre
- Bien
Se oye un ruido
- ¿Berta? ¿Qué es eso?- pregunto preocupada
- Creo que hay alguien detrás mio
- Corre- grito
Me levanto y abro la ventana, saco una banqueta, para que pueda subir. La veo por la ventana así que cuelgo y espero. Se sube a la banqueta y empieza a ascender. Había un chico joven y moreno, bastante atractivo detrás suya, pero parecía inofensivo.
- ¿Estas bien? ¿Qué ha pasado?- pregunto
- Si, estoy bien- dice
Me doy cuenta que es la primera persona que sabe donde vivo. Eso me asusto.
- Bienvenida a mi humilde morada
Así acaba el décimo séptimo capítulo de Despierta.

2 comentarios:

  1. Es interesante ver las cosas desde el punto de vista de Mireia :) Aunque me da pena su vida y la de su familia :( Seguro que ahora que Berta sabe la verdad, le irá mucho mejor :DD Simpre viene bien alguien en quien confiar ^^

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, me encanta que comentes. (ya se que te lo he dicho mil veces). Tu historia está super interesante, no creo que me de tiempo a leerla hasta julio pero esperare impaciente.

      Eliminar