lunes, 22 de agosto de 2011

5º capítulo

Me desperté y no sabía donde estaba. Me dolía la cabeza y la luz del sol me molestaba. Entonces vi a Mireia dormida. La desperté y se enfado un poco pero me miro con una cara, como si hubiera matado ha alguien. No me acuerdo de nada de lo que paso anoche, y eso me asusta.
- Tía, eres...
- ¿Por qué? ¿Por qué estoy aquí? ¿Por qué no recuerdo nada? ¿Qué pasó? 
- Vale,vale... a ver cogiste un vaso anoche en la fiesta que no era el tuyo y era tequila, te emborrachaste y ...(me lo contó todo) No podía creerlo... he BESADO ha Miguel ugh. 

No puede ser, mi primer beso con ese asqueroso, por lo menos es guapo. Que vergüenza lo de Nacho,no me lo puedo creer,¡aaa! 

Me fui a casa, eran las 8 de la mañana y les dije a mis padres que me quede a dormir a casa de Mireia, no se preocuparon porque confían en mi. Mi padre me llevo al insti. Al llegar todos me miraban, menos mal que me encontré con mis amigas y empezaron hablar de lo de ayer, las calle, no quería hablar de eso. Me fui a clase y me encontré con Miguel, no quería verle.
- Hola, amor, ¿Que tal? - me dijo con tono vacilante 
Pase de largo y me agarro del brazo y me beso, fue mágico pero le di una bofetada
- No me toques - ¿Que se cree?¿Que me puede besar cuando quiera? Pues se equivoca.
Despues como no, vi a Nacho, quería que la tierra me tragase y que no me dejara volver jamas, me puse roja como un tomate, fue horrible.
- Esto... - dijo dudoso
- Em... había bebido no era consciente de lo que decía
- Claro, eso, pues nada - dijo y se fue.
Asi acaba el quinto capítulo de Despierta.




No hay comentarios:

Publicar un comentario